Madre Tierra llora

                                        Quien no derramara lágrimas por Ti
                                        Pudiera ser un extraterrestre ajeno
                                        Lejano a vientos y mareas, acantilados
                                        A ramblas rotas a caudales de vida
                                        Pudiera ser cualquier asomado
                                        Al plasma de lo que nada importa
                                        Venido al mañana, al ahora, al momento
                                        En otro momento, otro más y otro
                                        También puede que fuese ese
                                        Firmador de convenios y buenaventuras
                                        Sabedor programado de finales previstos, ese
                                        Sentador de bocas abiertas de hambre
                                        Quien no derramara lágrimas por Ti
                                        Puede que fuera aquel andante de alturas
                                        Contador ensimismado en tránsitos ruines
                                        Envilecido traficante de martirios
                                        Quien no derramara lágrimas por Ti
                                        No te respira enrejado en hirientes esquinas
                                        No se sumerge bajo el manto de diapasones
                                        No surca raíces humectantes de bondades
                                        Quien no derramara lágrimas por Ti
                                        Hoy, día de tu nombre y el de Madre
                                        De todos los nombres y todos los días
                                        No es merecedor de ser tu heredero

Innúmera

Eres innúmera
estrella del cielo y de los mares
El primero
de los soles sinnúmero

Diosa de la tierra
donde la sangre renueva
a fuego marcada
augurio de adentros

Virola de luna iluminada
eres el todo y la parte
a redoble nombrada
la sombra difundida

Hontanar de fruto vario
arrobo de tu mirada
vigía de sus noches
de sus días generosa

Mirándote va la vida
a tu pecho agarrada
en tu frente desvelo
de tu corazón retazo

En su treme acompasado
balancea la lluvia cristales
donde tus rodillas lustran
la frialdad del anagrama

No hace mucho he sabido
nombrar tus largos silencios
llorar quebrados los susurros
abrazar tus rincones privados

Abrazo la noche perpetua
de los perfiles callados
dibujo de un mañana
funambulesco y vano

Abrazo tu noble correteo
en tránsito hilarante
de puertas, cerrojos y pasillos
presa de visceral legado

Abrazo la primera llamada
deshojada en algodones
apelando a la rutina
perpetuamente consentida

Abrazo la templanza y el brazo
que la sostiene y la empuña
a buena la siega y la siembra
a roces el brío acorralado

Abrazo las noches de lana
sombría la calle ventosa
a la espera del retorno
del salvador de tus sueños

Abrazo los brotes de niñez
que abandonarte dejan la carga
espesa pasada y presente
al correr de las trenzas al aire

Abrazo y quiero abrazarte
por todas las lunas amadas
por todas las alas quebradas
por la luz y el misterio de amarte

Mucho ha de andar este mundo
Al encuentro de otra carne
De un alma tal entregada
Renuncia de su plena inherencia
Estirpe de pan blanco, borra y pana

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia