Naturaleza

Madre Tierra llora

Publicada en

madre-tierra-llora.jpg

Quien no derramara lágrimas por Ti
pudiera ser un extraterrestre ajeno
lejano a vientos y mareas, acantilados,
a ramblas rotas a caudales de vida.
Pudiera ser cualquier asomado
al plasma de lo que nada importa,
venido al mañana, al ahora, al momento,
en otro momento, otro más y otro.
También puede que fuese ese
firmador de convenios y buenaventuras,
sabedor programado de finales previstos, ese
sentador de bocas abiertas de hambre.


Quien no derramara lágrimas por Ti
puede que fuera aquel andante de alturas,
contador ensimismado en tránsitos ruines,
Envilecido traficante de martirios.
Quien no derramara lágrimas por Ti
No te respira enrejado en hirientes esquinas
No se sumerge bajo el manto de diapasones
No surca raíces humectantes de bondades


Quien no derramara lágrimas por Ti
hoy, día de tu nombre y el de Madre
de todos los nombres y todos los días
no es merecedor de ser tu heredero.

Naturaleza

Luna creciente sangrante

Publicada en

Luna-creciente-sangrante.jpg

Luna creciente sin estrella cabalga
De sangre derramada noche tras noche llena
Hiela el semblante y el alma hiela, el plomo
invocador de cruces de roja sangre roja

Muera el vuelo cantor de la palabra y el verso
Que redoblen las campanas a salvo, pastoras
Que usurpan
A injerto huele de cordero muerto
Que por su nombre siega la mano y la golpea
Cerrados los ojos y apretados los dientes se enciende

La llama de la muerte
Arrasa campos y cunetas
Alimenta muros encalados
Zanjas de pico y pala

Se riegan las calles de blanco sobre blanco y pana
Luna creciente sin estrella cabalga
De sangre derramada noche tras noche llena

Dejad crecer al niño que la yunta le llama, dejadle
Traspasar el llanto por los suyos, todos
Hijos de la tierra y la libertad, de la voz
Dejad que el sudor riegue
usurpada el alma

POEMAS

Tengo una pena

Publicada en

tengo-una-pena.jpg

Tengo una pena
que la sonrisa parte
cuando te miro

Tengo una pena
que me parte el alma
de carne tierna

Tengo una pena
que llora a muerte temprana
la noche y el día,
de madrugada
luna de llagas llena

Tengo una pena
que por penar
de amargura inunda
partea parte
de la tierra el aire

No me perdones
no perdones ¡por Dios!
la mano cruel
despiadada, brutal y fatricida

No me perdones
el desgarro en tu nombre
la falsa injusta
albor celado del correr de la sangre

No me perdones
arrancarte los sueños
de una sola ventura
de alegrías
de armonías
de amor incompartido

Tengo una pena
penando donde las penas
lloran por tí
acaso también por mí

POEMAS

La injusta mesa

Publicada en

Injusta-mesa.jpg

Duele el dolor y duele el alma la fría puerta
cristal de tu muerte y la mía

No necesita la razón conocimiento alguno
ni experiencia para sentir locura
a corazón arrebatado: tu cuerpo y el mío

Quién pudiera servido a mesa puesta
tener hartas agallas para réprobo saberte
con la muerte dejarte sin viático ni consuelo

No al alma desalentada
No al juicio sin condena
No al botín infausto
No al silencio del cordero
No a tu muerte y la mía